Mujeres y jubilación

Las mujeres tienen necesidades únicas en lo que respecta a la jubilación:

  • En promedio, las mujeres viven más que los hombres. Recibir la jubilación durante más tiempo significa que necesitan que sus ahorros para la jubilación duren más. También significa que pueden enfrentar gastos de atención de salud más altos y es más probable que necesiten asistencia prolongada.
  • Las mujeres también tienden a tener ganancias vitalicias más bajas que los hombres. Esto se debe en parte a la brecha salarial, pero también se debe a que las mujeres tienden a tomar tiempo fuera del trabajo para cuidar a sus hijos u otros familiares.

Puedes adoptar medidas ahora para planificar posibles desafíos y ahorrar para la jubilación que deseas. Considera comenzar con estas medidas.

Ingreso por jubilación y Seguro Social:

  1. Ten en cuenta que es posible que tengas un déficit de ingresos durante la jubilación. El Seguro Social generalmente reemplaza el 40 % o menos de los ingresos previos a la jubilación. Es posible que necesites alrededor del 80 % de tus ingresos actuales para mantener tu estándar de vida actual. Puedes ver el monto previsto que recibirás por los beneficios del Seguro Social en ssa.gov/myaccount.

    Si tienes una pensión, puede cubrir gran parte de tus necesidades de ingresos. En promedio, las pensiones reemplazan aproximadamente la mitad de los ingresos previos a la jubilación.1 Sin embargo, incluso cuando se combinan con el Seguro Social, puede haber diferencia entre los ingresos que tienes y lo que necesitas.

  2. Usa My Interactive Retirement Planner(SM) para identificar déficits de ingresos. Puedes usar la herramienta para ver tus ingresos por jubilación previstos actuales, que tienen en cuenta fuentes como el Seguro Social y las pensiones. Luego, establece objetivos de ahorro, verifica tu progreso y haz modificaciones a medida que avanzas. Comenzar o aumentar tus contribuciones puede ayudar a cubrir cualquier déficit que identifiques.

  3. Para aumentar tu beneficio del Seguro Social, demora la presentación de la solicitud el mayor tiempo posible. El monto de los beneficios se basa en tus 35 años de mayores pagos de ganancias ajustadas que se gravaron para pagar al Seguro Social. Recibirás un 100 % del beneficio si presentas tu solicitud a la edad plena de jubilación, que para la mayoría de las personas es 66 o 67 años. Puedes presentar tu solicitud a partir de los 62 años, pero tu beneficio se reducirá permanentemente hasta en un 30 %. Por otro lado, recibes un 8 % más por cada año que esperas para reclamar después de tu edad plena de jubilación hasta los 70 años.

  4. Compara los diferentes beneficios del Seguro Social que puedes tener disponibles para maximizar tus ingresos. Si estás casado, es posible que califiques para un beneficio para cónyuges que podría ser más alto que el tuyo. Si es así, coordinar cómo y cuándo tú y tu cónyuge deben hacer el reclamo ante el Seguro Social podría ayudarte a obtener un monto más alto. También puedes ser elegible para recibir un beneficio para sobrevivientes o divorciados. Considera todas tus opciones antes de decidir.

Atención de salud:

  1. Ten en cuenta que los costos de atención de salud son uno de los gastos más grandes para los jubilados. Es posible que tengas beneficios de atención de salud disponibles para ti y tus dependientes después de jubilarte, así que consulta los beneficios con tu empleador. Si los tienes, puedes reducir significativamente los costos de atención de salud durante la jubilación.

  2. Ten en cuenta la atención de salud al establecer los objetivos de ahorros para la jubilación. Medicare y otros seguros de salud incluyen gastos como primas, deducibles, copagos y coseguro. Las primas mensuales de Medicare pueden representar una parte considerable de los gastos de atención de salud durante la jubilación.2 Para ver las primas actuales, visita Medicare.gov. Es posible que también necesites cubrir la atención que Medicare no paga, como la atención dental, la atención de la vista y los audífonos.

  3. Asigna una parte de tus ahorros para los gastos de bolsillo. Esto incluye todo lo que está fuera de las primas, como deducibles y atención sin cobertura. Estos gastos menos predecibles pueden representar el 20 % o más de los gastos de atención de salud para los jubilados.2 Tener dinero reservado para cubrirlos puede darte tranquilidad.

  4. Aprovecha una cuenta de ahorros para la salud (HSA) si la ofrece tu empleador. El dinero que apartas en una HSA puede usarse para gastos de atención médica calificados libres de impuestos, tanto ahora como después de jubilarte. In 2024, annual contribution limits (including employer contributions) are $4,150 for individuals and $8,300 for a family. Si eres mayor de 55 años, puedes hacer contribuciones adicionales de recuperación de $1,000 cada año. Si tu empleador no ofrece una y cumples con los requisitos de elegibilidad, es posible que puedas establecer una HSA por fuera de tu empleador, por ejemplo, a través de un banco o una cooperativa de crédito.

Asistencia prolongada:

  1. Piensa en posibles situaciones de asistencia prolongada al plantearte preguntas importantes:
    • ¿Qué tipo de atención podría necesitar si no tengo o vivo más que un cónyuge o una pareja?
    • ¿Qué tipo de atención me generaría comodidad si la recibiera?
    • ¿Mis familiares estarían dispuestos o podrían ayudar con mi atención si fuera necesario y en qué medida?
    • Analizar estas preguntas con los familiares puede ayudarte a encontrar las respuestas.

  2. Considera una cobertura de asistencia prolongada. Por lo general, esta es la única cobertura que pagará la ayuda a largo plazo que puedas necesitar en la vida cotidiana, incluida la atención recibida dentro y fuera de tu casa. Por lo general, Medicare y el seguro de salud privado no pagan la asistencia prolongada. Tener cobertura puede ayudarte a conservar más ingresos en caso de que lo necesites.

  3. Incluye posibles gastos de asistencia prolongada en los objetivos de ahorro para la jubilación. Habla con un especialista en jubilación sobre situaciones como el envejecimiento en el lugar o recibir atención fuera de tu casa. Juntos, pueden decidir cómo se adapta la planificación de la asistencia prolongada a tu estrategia de ahorros para la jubilación.
¿Estás listo para comenzar o crear ahorros para la jubilación? Ingresa para establecer o aumentar tus contribuciones. Para obtener más información, inscríbete en nuestro seminario web sobre Mujeres y jubilación.

1“Tasas netas de reemplazo de pensión”, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (2021; consultado el 13 de marzo de 2023).

2“¿Cuánto gastan los jubilados en costos de salud inciertos?”, Centro para la Investigación sobre Jubilación del Boston College (agosto de 2022). ¿Cuánto gastan los jubilados en costos de salud inciertos? (bc.edu)

Fuente: IRS Gives Big Boost to HSA, HDHP Limits in 2024 (shrm.org)