Aspectos básicos sobre el crédito

icono de medidor

El crédito es básicamente tu capacidad de obtener bienes o servicios antes de pagarlos. Tu “solvencia” se basa en la calificación del crédito.

¿Qué es la calificación del crédito?

Es un número de tres dígitos (generalmente, entre 300 y 850) que representa tu “solvencia” o la probabilidad de que pagues tus facturas a tiempo. Las calificaciones del crédito pueden influir en si te aprobarán para tarjetas de crédito y préstamos al consumidor, como los préstamos de auto y las hipotecas.

También pueden influir en la cantidad de intereses que pagarás por esos préstamos. Si tienes una calificación del crédito mayor, potencialmente tendrás tasas de interés menores. Por el contrario, si tienes una calificación del crédito menor, potencialmente tendrás tasas de interés mayores.

La calificación del crédito se ve afectada cuando pagas a tiempo o con retraso. Siempre puedes aumentar tu calificación del crédito haciendo pagos programados regularmente en servicios como las tarjetas de crédito y los préstamos. También puedes ayudar a aumentar tu calificación teniendo una buena relación deuda-ingreso. Por lo general, tener una deuda que equivale a menos del 35% de tus ingresos anuales se considera positivo.

¿Cómo puedo obtener mi calificación del crédito?

Puedes obtenerlo de las siguientes formas:

  • Consultando tu estado de cuenta de tarjeta de crédito u otro préstamo, o cuando ingreses en tu cuenta en línea
  • Solicitándolo a una agencia de asesoramiento crediticio sin fines de lucro
  • Solicitándolo a un servicio de calificación del crédito (estos servicios podrían tener cargos mensuales por servicio)
  • Compañías de informes crediticios (por ej.: Equifax®, Experian®, y Transunion®). También puedes pedir una copia gratuita de tu informe crediticio a cada una de estas tres principales agencias de informes crediticios una vez al año en annualcreditreport.com

¿Cómo puedo mejorar mi calificación del crédito?

Seguir estos pasos puede ayudarte a aumentar tu calificación del crédito:

  • Configura recordatorios de pago en todos tus préstamos o facturas para que siempre puedas pagar a tiempo.
  • Si estás atrasado con un pago, ponte al día ahora.
  • Ponte en contacto con tus acreedores o consulta a un asesor de crédito.
  • Mantén los saldos de las tarjetas de crédito bajos.
  • Cancela las deudas en lugar de moverlas.
  • No pidas nuevas tarjetas de crédito que no necesites.
  • No abras varias cuentas nuevas a la vez.
  • Busca tasas para nuevos préstamos por un período de tiempo específico.
  • Solicita y verifica tu informe crediticio con frecuencia.